LASAGNA DE POLLO Y ESPINACAS CON PASTA FRESCA





Ingredientes:
Pasta fresca recién laminada (ver receta)
4 filetes de pechuga de pollo
1/2 cebolla
150 gr. Espinacas cocidas y escurridas

Cebolla
Vino Blanco
Tomate frito
1 bote de Nata líquida
Queso en lonchas
Queso rallado
Sal

Para la bechamel:
1-2 cucharada sopera de mantequilla
1 y 1/2 cucharada colmada de harina
Leche, segun vaya pidiendo
Sal
Nuez moscada

Cocer las laminas de pasta unos 3 min.
Se pica la cebolla y se dora en la sartén hasta que esté blandita.Se trocean (o pican)los filetes de pechuga y se echa en la sartén con la cebolla ya pochada. Se rehoga un poco y se echa un buen chorro de vino blanco. Se deja cocer la carne y se le añade tomate frito para que la salsa tome color. Se le añade también un poco de nata líquida para darle suavidad y una o dos lonchas de queso. Se cuece un poco hasta que las lonchas de queso se hayan deshecho.

Se le añaden las espinacas ya cocidas y escurridas. Se hace otros 5 minutos y se le echa nata líquida, suficiente para que quede cremoso.

Se hace la bechamel en un cazo. Se ponen las cucharada de mantequilla en el cazo al fuego, cuando esté derretido se le añade la harina .Retirar el cazo del fuego para que la harina no se apelmace y no se forme grumos.Se mueve muy bien para que la harina se mezcle y se le va añadiendo poco a poco la leche cuidando de que no se espese y no se formen grumos (hay que mover mucho). La leche se va añadiendo conforme va espesando y depende de la cantidad que se quiera.

Ahora se forma la lasaña. En una fuente, se pone en el fondo un poco de la bechamel, y encima se le ponen 3 placas de lasaña, unas a lado de las otras alternandolas por capas con el relleno y el queso. Se cubre con la bechamel restante y se cubre con queso rallado. Se mete en el horno para gratinar.