CAPUCHINA

A mi padre le vuelve loco esta tarta ponche más propia de la Navidad. No sé el motivo, pues nada tiene que ver con el resto de especialidades navideñas, ni en cuanto a ingredientes, ni en cuanto a elaboración o frescura. Tiene una caducidad muy corta, necesita nevera y no lleva almendra......
¡¡Es una delicada "bomba" de calorías de una esponjosidad única ¡¡
INGREDIENTES
Bizcocho
9 yemas+1 huevo entero
2 cucharadas soperas (no colmadas) de Maizena
Si los huevos no son de granja, se puede añadir un poco de colorante a la masa, para que resulte más amarillita.
Almíbar
300 gr agua
300 gr azúcar
150 gr Ron negro, Negrita.
Con estos ingredientes salen 2 capuchinas del tamaño de 1 tableta de turrón.
Para el bizcocho,lo primero es disponer de una buena y potente batidora. Si tenemos la suerte de tener una Kitchen Aid, no tendremos problema en montar esta masa como se merece. Unir todos los ingredientes y batir hasta que quede de una consistencia similar a la de las claras a punto de nieve.Ponemos en un molde de plum cake previamente engrasado, hornear AL BAÑO MARÍA, dentro de otro recipiente más grande con agua. A 160ºC en 30 min estará listo.
Aparte, hacemos un almíbar con el azúcar y el agua hirviéndolo hasta conseguir un punto de hebra floja. Casi al tiempo, incorporamos el ron.
Cortamos el bizcocho por la mitad en horizontal y emborrachamos cada una de sus partes con la casi totalidad del almíbar,aún caliente éste.Dejamos escurrir un poco y mientras se enfría, hacemos lo siguiente.
TRUCO CASERO
Chorrea almíbar por todas partes y por otro lado es muy delicado de manejar.Hay que encontrar un recipiente impermeable de su tamaño para poderlo gurdar en la nevera sin riesgo de que se nos seque.
Yo cojo un brick de leche. Lo abro por la mitad en horizontal. Lo lavo y seco bien.Preparo 4 tiras de film transparente que pongo en forma de cruz forrando cada una(2 tiras para cada parte). Hay que procurar cortarlas larguitas para que sobre y poderlo tapar.Una vez fríos los 2 trozos de capuchina ,los metemos en estos "moldes" encogiéndolos un poco, pues al emborracharlos y ser como una esponja crecen un montón. Los forramos con las puntas sobrantes y guardamos en el frigo.