PASTEL DE CHOCOLATE CON COCA-COLA





INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO
250 gr. de harina con levadura
Una pizca de sal
½ cucharilla de bicarbonato sódico
3 cucharadas soperas (colmadas y generosas) de cacao puro en polvo
300 gr. de azúcar polvo
2 huevos batidos
1 cucharilla de extracto de vainilla
250 gr. de mantequilla
175 ml de Coca Cola
250 ml de leche entera

INGREDIENTES PARA LA COBERTURA
400 gr. de azúcar polvo
200 gr. de mantequilla
4 cucharadas de Coca Cola (unos 60 ml)
4 cucharadas de cacao en polvo

1) Precalentamos el horno a 180º C. En grasamos y enharinamos un molde de unos 23 o 24 cm. de diámetro. He usado de ese tamaño y ha quedado gruesa, creo que es la altura apropiada para este postre, ¡con cuerpo!.

(2) Tamizamos la harina en un cuenco grande (o muy grande). Añadimos el bicarbonato, el cacao en polvo, una pizca de sal (realza el sabor del chocolate) y el azúcar glasé. Mezclamos bien hasta que esté repartido de modo más o menos uniforme.

(3) Batimos los huevos con la vainilla y los añadimos. Mientras tanto, derretimos la mantequilla en un cazo a fuego suave y sin dejar que hierva. Añadimos la Coca Cola con la mantequilla, removiendo para que se mezcle bien. Echamos la leche y retiramos del fuego.

(4) Rápidamente vertemos los líquidos sobre la mezcla de la harina, removiendo a medida que lo añadimos. Con ayuda de una espátula, mezclamos con cuidado hasta que no queden grumos y la masa (fluida) esté homogénea.

(5) Echamos sobre el molde e introducimos en el horno precalentado a 180º C durante unos 40-60 min., hasta que al insertar un palillo no se pegue nada. En el último cuarto de la cocción podemos bajas algo la temperatura para que se haga por dentro.
Una vez cocinado, abrimos el horno, lo dejamos unos minutos con el horno abierto y lo retiramos para dejarlo enfriar en el molde, por lo menos durante unos 20 minutos.

(6) Preparamos la cobertura. Tamizamos el azúcar en un cuenco. Al igual que anteriormente, derretimos la mantequilla en un cazo al fuego a baja temperatura. Sin dejar de remover, echamos la cola y el cacao en polvo. Esperamos a que se caliente y disuelva y añadimos el azúcar polvo. Batimos hasta que forme una pasta, fluida pero consistente. Inmediatamente cubrimos la tarta con el bizcocho todavía en el molde. Echamos en el centro con cuidado para que vaya cayendo hacia los bordes y quede lisa. Pinchamos para que penetre por todas partes
Introducimos en el frigorífico hasta que se haya endurecido totalmente, mejor de un día para otro. Sorprendentemente delicioso !!!!