BECHAMEL PERFECTA PARA CROQUETAS

INGREDIENTES

100 gr de mantequilla
100 gr de harina
1 litro de leche
sal, pimienta negra y nuez moscada molida

PREPARACIÓN

Cuando voy a preparar croquetas, me gusta hecr por separado la bechamel de la farsa, Si no, la harina no termina de cocerse bien y acaba aportando ese característico sabor a crudo que contamina nuestro resultado final.

Estas cantidades que os pongo son perfectas, pero hay que disponer también de una media hora para poder dedicarle a nuestra preparación sin abandonarla ni un segundo.
ES IMPOSIBLE hacer una buena bechamel en menos de 30 minutos.
Dicho esto, comenzaremos poniendo a derretir la mantequilla en la sartén a fuego lento. Agregamos entonces la harina junto con la sal y las especias y comenzamos a remover sin cesar.
Al poco veremos que la preparación empieza a burbujear, y realmente es lo que pretendemos, Freír la harina en la mantequilla
Hay que conseguir que la mezcla no deje de burbujear pero sin que llegue a tomar color.
Para ello el fuego ha de estar realmente bajo. Mas o menos, a los 15 minutos, ya podríamos decir que la harina está bien cocida, pero a mi me gusta exprimir al máximo el tiempo y si puedo estar 5 minutos más, lo prefiero.
Entonces ,vertemos poco a poco la leche. Yo no la caliento previamente.
Damos unas vueltas para que ligue nuestra salsa, y adquiera la consistencia que nos hace falta.
Estará lista cuando se despegue sola de los bordes, sin dejar residuos en el fondo y paredes.
Ya podemos mezclarla con el relleno principal.
La añadiremos cuando tengamos hecho el sofrito protagonista, le daremos unas vueltitas y la dejaremos enfriar para poder formar nuestras ricas croquetas.