MILHOJAS DE FOIE, MEMBRILLO Y PERA CON MERMELADA DE VINO TINTO




INGREDIENTES 
1 trozo de foie mi cuit
1 trozo de carne de membrillo
1 pera
queso tierno de cabra
1 cucharada de paté de olivas negras
unas hojas de pasta brick
mantequilla para untar la pasta brick
1 vaso de agua, 1 vaso de azúcar y vainilla para el almíbar
Mermelada de vino tinto


Para montar el plato

Ponemos en primer lugar el membrillo. 
Sobre él, el foie. 
Encima el queso, en un filete grueso,el cual tostaremos con un soplete hasta conseguir un punto de color. 

Aparte, pelamos la pera y la cortamos por la mitad.
Hacemos un almíbar con el agua ,el azúcar y una cucharada de extracto de vainilla y cocemos en é la pera hasta que esté blandita. Apartamos del fuego y reservamos.

Por otro lado , hacemos un crujiente de olivas negras en el horno, poniendo una cucharada generosa del paté sobre una lámina de silicona y cociendolo a 180º hasta que se evapore su jugo. Esto nos llevara unos 10 min aproximadamente.


La parte más espectacular a la vista , nos la da el aro de pasta brick que además de dar volúmen al plato, aporta la nota crujiente .
Para confeccionarlo, necesitamos un aro de emplatar, el cual untaremos de mantequilla y utilizaremos de referencia para cortar el ancho de nuestras tiras de pasta.
Cortamos a lo largo unas cuantas tiras de pasta brick del ancho del aro y las untamos de mantequilla para que esten flexibles. 
Vamos pegando una sobre otra , sobre la parte exterior del aro superponiendo 3 o 4 enteras.
Enmantequillamos 2 o 3  mas y las pegamos entre ellas. 
Cortamos pequeños rectángulos que iremos solapando sobre las anteriores tiras ya pegadas al aro.
Este paso es opcional. Es un poco laborioso y delicado y es una parte de la que se puede prescindir perfectamente. 
Precalentamos el horno a 170º .
Con una liza o cordoncillo que resista esta temperatura sujetamos a modo de lazo todas las capas por la parte exterior, porque a pesar de parecer muy bien pegadas, cuando empiezan a hojaldrar, corren el peligro de separarse.
Bien ataditas entonces, las introducímos en el horno, y las dejamos cocer hasta que estén doradas, por espacio de unos 15 -17 min vigilandolas.


Volviendo al montaje del plato, este aro, lo colocaremos sobre el queso .
Cruzada dentro del aro como en la foto, la media pera en almíbar de vainilla, y clavaditos sobre ella unos trozos del crujiente de olivas.

Serviremos la preparación, acompañada de unas gotas de mermelada de vino tinto

Aparte de lo espectacular de la presentación, la combinación dulce-salado del conjunto, es garantía absoluta de éxito. 

¡GARANTIZADO !