FRITADA ARAGONESA


INGREDIENTES

1 calabacín
2 patatas
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1 tomate
1 huevo por persona
Aceite de oliva
(opcional: unas migas de bonito en escabeche o de bacalao desalado)
Cortar el calabacín y la cebolla a gajos finos.
El pimiento rojo en tiras.
El tomate a daditos y las patatas, en trozos irregulares.

Poner un poco de aceite en una sartén y freír cada verdura por separado. 
Bien escurrídas, las vamos colocando en una cazuela y las dejamos cocer juntas y a fuego lento 10 minutos más.

Si hemos decidído añadir unas migas de bacalao,éste es el momento. Por el contrario, si preferímos echar bonito, lo haremos al momento de servir.

La tradición, manda romper un par de huevos crudos sobre el guiso, que se cuajarán en los últimos minutos de hervor, pero en este caso, he optado por cocinar huevos "poché" y colocar 1 en cada plato.

Para ello, preparamos un tacita de café y un trozo de film de cocina untado con aceite.
Forramos con él el interior de la taza.
Vertemos en ella el huevo crudo, agregando una pizca de sal (y en este caso, polvo de trufa negra).
Cerramos el plástico formando un saquito y retirando las burbujas de aire que puedan quedar en su interior.Lo aseguramos con hilo de cocina.
Ponemos a hervir una olla con abundante agua.
Introducimos los saquitos cuando hierva a borbotones y contamos 4 minutos.
Tendremos preparado aparte,un bol con agua muy fría.
En ella, refrescaremos los saquitos pasado este tiempo, con el fin de detener por completo la cocción.
Colocar sobre cada ración de nuestra fritada justo antes de servir.